¿Sabías que…? La zurdera y los múltiples

El porcentaje de niños zurdos nacidos de embarazos múltiples es mucho mayor. Esto es especialmente llamativo en el caso de gemelos, ya que la posibilidad de que uno de los gemelos sea zurdo es de un 20%. Además, el gemelo idéntico de un niño zurdo tiene un 76% de probabilidades de ser zurdo también.multiples y zurdera

Sin embargo, las causas de la zurdera parece que no son exclusivamente genéticas, sino también ambientales. Así lo constató el psicólogo y pedagogo francés René Zazzo en un estudio que realizó en 1960 con 594 parejas de gemelos.

Rene Zazzo ambién realizó otro estudio en 1985 que reveló que en el caso de mellizos zurdos, había un mayor número de abuelos zurdos que de padres zurdos. Otra de las conclusiones de este estudio fue que había una mayor cantidad de zurdos entre las parejas de mellizos que en las parejas de gemelos univitelinos.

Por último, os dejo una teoría sobre la zurdera bastante inquietante. Según esta teoría, los zurdos podrían ser fruto de una gestación gemelar en la que uno de los fetos no llegó a evolucionar (síndrome del gemelo evanescente). Sería el caso concretamente de un embarazo malogrado de gemelos en espejo, aquellos en los que la división del óvulo se realiza de forma tardía, una vez que se ha determinado cual es el hemisferio cerebral dominante. Podéis escuchar la explicación completa en este fragmento del maravilloso documental de National Geographic llamado “en el vientre materno”.

 

Más información:

Entradas relacionadas:

Los gemelos semi idénticos o gemelos de cuerpos polares

Ya hemos hablado en este blog de las diferencias entre gemelos y mellizos. Sin embargo, hoy vamos a hablar de una tercera categoría recientemente descubierta y que aún sigue constituyendo todo un misterio para la ciencia; los gemelos semi idénticos o semigemelos. Se trata de gemelos que no se parecen tanto como los gemelos monocigóticos, pero se parecen mucho más que los gemelos dicigóticos (mellizos), y comparten el 75% de su herencia genética.

El descubrimiento tuvo lugar por casualidad en Francia en el año 2007, cuando se diagnóstico hermafroditismo a una niña que tenía un hermano mellizo. A raíz del diagnóstico, se realizaron una serie de pruebas genéticas y metabólicas, descubriendo que los mellizos compartían el 100% de la información genética de la madre, pero sólo el 50% de la información genética del padre. Esto significa que en el proceso de fecundación estuvieron involucrados dos espermatozoides distintos y un solo óvulo.

Estos gemelos fueron concebidos por medios naturales y los expertos barajan dos teorías distintas acerca de cómo se produjo el proceso de fecundación. Una primera teoría sostiene que el óvulo fue fecundado por dos espermatozoides al mismo tiempo (fenómeno conocido como doble fecundación), y a continuación se dividió. Una segunda teoría apunta a que el óvulo se dividiese en dos durante su camino hacia el útero, convirtiéndose en dos células iguales que fueron fecundadas por dos espermatozoides distintos. Esta es la teoría del cuerpo polar.

Un cuerpo polar es una pequeña célula que se encuentra en el interior del óvulo, y que se escinde durante el proceso de maduración del óvulo para degenerar y morir después de la fecundación.

Así, en el momento de la ovulación, el primer cuerpo polar y algunas células de soporte son expulsadas por el ovario al entrar en el útero. Si se produce la fecundación se produce una segunda división, generándose dos células de tamaño desigual: la mayor formará el óvulo, mientras que la pequeña constituye el segundo cuerpo polar, el cual a su vez puede experimentar  otra división produciendo dos cuerpos polares secundarios.

Este tipo de fecundaciones se producen de forma excepcional en un 1% de los casos, pero por lo general el embrión resultante no suele ser viable.

Proceso de maduración del óvulo

Este gráfico, que he obtenido de la Wikipedia, sintetiza de forma gráfica el proceso de crecimiento, maduracion, transformacion y liberacion del óvulo (ovogénesis).

Lo que hay que oir…¡Por tener múltiples!

Antes de tener a mis peques multimadre enfadadajamás hubiera adivinado que una pareja de mellizos pudiera llamar tanto la atención por la calle. La verdad es que a veces nos sentimos un poco “monos de feria”, que diría la Esteban. Podría entender tanta sorpresa si fueran cuatrillizos o quintillizos. ¡Con la cantidad de mellizos que hay!

Pero el hecho es que  constantemente la gente se nos queda mirando y hasta hacen comentarios al respecto sin el menor disimulo, y debo decir que aunque por lo general son positivos, hay mucha gente que es bastante descarada, por no decir maleducada. Todavía recuerdo, con bastante cabreo, a una chica con la que me crucé en el Corte Inglés, se me quedó mirando y soltó ¡Qué horror! Y lo peor es que el comentario le salió del alma.

En realidad, debo admitir que por lo general la gente es muy amable, se acercan a nosotros y nos piden permiso para verlos. Muchas de esas personas suelen ser emocionadísimas futuras abuelas de mellizos, u otras mamás de múltiples que nos ofrecen un rato de charla agradable y nos cuentan su experiencia.

A veces me pasan cosas muy curiosas, como un señor muy mayor que me paró el otro día por la calle para enseñarme una foto en blanco y negro antiquísima, en donde salía él con su hermano gemelo, ambos idénticos y vestidos de cura ya que según me contó cuando les tomaron la foto estaban estudiando en un seminario. Me quedé con ganas de saber si los dos colgaron el hábito.

También suele ser llamativa la reacción de algunos camareros cuando tratamos de pedir una mesa en un restaurante. Si bien algunos nos miran con simpatía, otros murmuran algo así como “Mmm.. pues no se si vamos a tener espacio suficiente para meter el carrito…” mientras observan temerosos una mesa vacía junto a la cual hay un fantástico hueco en el que cabría un carrito de cuatrillizos. No sea cobarde y dígame la verdad, a usted lo que le pasa es que le da pánico que las dos criaturitas se pongan a berrear a la vez mientras el resto de sus clientes abandonan el restaurante en estampida.

Sin embargo, los comentarios más típicos suelen ser los siguientes:

  • Los cotillas: Esta es mi pregunta favorita y la más frecuente con diferencia. “¿Son naturales?” No señora, son artificiales pero están tan bien hechos que parecen de verdad, y la ventaja es que cuando me canso de ellos los puedo desconectar. Y puestos a compartir intimidades entre desconocidas, ¿Usted practica el sexo anal con su marido?.
  • Los sorprendidos: “¡Son dos!”.  Este comentario es muy típico también. Ya decía yo que oía mucho follón en casa últimamente.
  • Los preocupados: “¡La niña es mucho más pequeña que el niño!” Pues  sí, mi hija tuvo un problema durante el embarazo y nació con apenas un kilo pero, ¿Realmente es necesario que comparta la historia clínica de mi hija con todos los desconocidos que me interrogan por la calle?.
  • Los decepcionados: “Pues no se parecen…”. Vaya, pues es verdad, voy a tener que hacerles la prueba de ADN a ver si realmente son hermanos, no vaya a ser que sólo coincidieran en mi útero por pura casualidad.
  • Los partidarios del control de natalidad: “¡Qué suerte, niño y niña!, Ya pararás ¿no?” Pues, en realidad, estoy deseando tener otro… “¿Y si te vuelven a salir mellizos?” La verdad es que no se me había ocurrido, pero dicho así suena como una especie de maldición.
  • Los criticones: “¿Son dos niños, no? ¿Ah no? Como la niña no lleva pendientes…” Supongo que el hecho de que vaya vestida de rosa y lleve un chupete rosa con un nombre de niña grabado no significa nada para usted.
  • Los escépticos: “¿No les vas a dar un biberón? ¡Se quedarán con hambre! No puedes tener leche para los dos” Vale, lo confieso, soy una vaca lechera disfrazada de ser humano y le agradezco infinitamente su preocupación por la correcta nutrición de mis terneritos.

Y lo más surrealista que me ha pasado últimamente me ocurrió mientras paseaba al perro con el carrito de los peques y una señora que me miró con cara de desaprobación y me dijo “¡Estás ocupando toda la acera!”. Lo más curioso de todo el asunto es que la acera en cuestión tiene más de diez metros de ancho, y además la buena señora iba paseando con otras cuatro buenas señoras más, todas ellas cogidas del brazo y ocupando bastante más acera que nosotros.

Si os habéis reído con este post os invito a que visitéis estos enlaces en donde podréis leer otras experiencias de multimadres víctimas de opinólogos anónimos:

 

Entradas relacionadas:

La comunidad U’wa y los partos múltiples

Recientemente he podido conocer la noticia de unos trillizos colombianos, de la comunidad indígena U’wa, que han sido adoptados por una pareja de italianos. Este hecho no sería noticia si no fuera por la particular idiosincrasia de dicha etnia.

indigenas uwa El término u’wa significa “gente inteligente que sí sabe hablar”. Se trata un pueblo indígena asentado en el noroeste de Colombia, en concreto en la zona de los Andes Colombianos. Históricamente, llegó a estar compuesto de unos 20.000 individuos, aunque en la actualidad se calcula que únicamente quedan unos 7.000. En los últimos años, la desnutrición ha hecho estragos en la comunidad y los indígenas u’wa han ganado notoriedad debido a su lucha en contra de la industria petrolera.

Según la cultura u’wa, los partos múltiples se producen porque la mujer se ha acostado mal después de mantener relaciones sexuales, y ello supone un castigo de la naturaleza y una degeneración de la raza. Así, los niños nacidos de este tipo de partos no se consideran hijos del dios Sira (creador del mundo), sino que se consideran de una raza diferente que les convierte en improductivos y portadores de enfermedades, contaminando al entorno con su presencia.

Por ello, los niños nunca podrán ingresar en la comunidad  y deben ser devueltos a la naturaleza en su mismo lugar de nacimiento, lo que en la práctica significa el abandono de los recién nacidos en medio de la selva hasta su muerte.

Posteriormente, los padres deben iniciar un proceso de purificación que se extiende a lo largo de cuatro años, incluyendo ayunos y restricciones alimentarias (sólo pueden comer algunas hierbas y no pueden tomar sal), aislamiento social y la prohibición de tener hijos. Por ello, la madre será esterilizada mediante una técnica empleada por esta comunidad.

Este rechazo a los niños nacidos de partos múltiples no es exclusivo de la cultura u’wa sino que se extiende también al pueblo indígena colombiano Hitnu.

Afortunadamente, en los últimos tiempos esta costumbre está siendo cuestionada por la propia comunidad y cada vez más mujeres u’wa acuden a dar a luz a hospitales alejados de su territorio, con el fin de poder dar en adopción a sus hijos y así garantizar la supervivencia de los mismos.

[La fotografía que ilustra esta entrada pertenece al fotógrafo colombiano Arturo Almanza]

Entradas relacionadas:

El Multiblog de Marzo: El Blog de Papá de 3

Imagen de cabecera del blog de papa de 3

Inauguramos una nueva sección en el blog; el multiblog del mes. Cada mes elegiré un blog que me haya parecido especialmente interesante y lo compartiré con vosotros para darlo a conocer.

Este mes he escogido el blog de Papá de 3, un blog muy entretenido que habla sobre “las impericias y vicisitudes de un papá novato bendecido por la naturaleza con trillizos”. La historia comienza en noviembre de 2010, cuando el autor descubre que no está esperando dos bebés como él creía, sino tres, y a lo largo del blog nos va describiendo el intenso día a día de una familia con trillizos recién nacidos.

Estas son las razones por las que me ha encantado este blog:

  • Porque es un blog escrito por un multipapá, y me ha encantado poder conocer el punto de vista masculino.
  • Por su sentido del humor:

“Recientemente en un cumpleaños había un grupo de chicas jóvenes, nos vieron durante dos o tres horas en las que no tuvimos ni 5 minutos de pausa, supongo que esa tarde debe haber sido para ellas el mejor anticonceptivo de sus vidas, la que se estuviera arriesgando un poco seguro tomó medidas al día siguiente!.”

  • Por su sabiduría:

“La paternidad creo que es y será una eterna duda, una constante improvisación, una continua toma de decisiones con los argumentos a la mano que siempre parecen pocos. (…) A un mes de papá puedo decir que cambian las prioridades de tal forma que te conviertes en algo mucho menos relevante, que lo mismo que ya venías haciendo en tu vida ahora lo haces pero por otras razones y que no importa el cansancio o trasnocho siempre encuentras la fuente de inspiración y energía para seguir adelante.”

  • Por su forma de ver la paternidad:

“Para mí un padre, un papá, debe ser responsable con sus hijos de forma integral. Un buen padre es quien es responsable, un mal padre aquel irresponsable. Lo lamentable es escuchar que cuando un padre es responsable entonces no es un padre sino una madre. Esta sutileza del lenguaje es a la vez creadora del problema de la paternidad irresponsable, los hombres jóvenes escuchan eso y pueden entender que están cómodos y que está permitido ser irresponsable porque en realidad eso es lo que las papás hacen.”

  • Por la ternura que desprenden las palabras que le dedica a sus hijos:

“ He calmado a un bebé que llora desconsoladamente con sólo abrazarlo (…) He sentido que una simple mirada de un hijo te intimide y paralice (…) He llorado después de ver a un hijo llorar sin pausa durante 20 minutos en una incubadora y tener que dejarlo hasta el día siguiente (…) He temido al poner a los hijos en los brazos de un extraño.”

  • Y por el amor con el que habla de su mujer, ¡Mamá de 3 es una mujer muy afortunada!

“voy a hablar de una Súper Mujer… una que ha sido capaz de cargar desde el mes 5 de embarazo con una barriga equivalente a una de 8 o 9 meses de un solo bebe, una que ha ido mes tras mes renunciando a múltiples aspectos de su vida sin cuestionarlo, una que ha estado convencida que este proceso sería muy duro y lo ha asumido como tal con naturalidad, una que se ha mantenido razonable, agradable, calmada y cariñosa, una que es una gran mamá desde antes del nacimiento de sus hijos. (…) Si, hay que ser una súper mujer no sólo para poder con todo eso sino también para hacerlo sonriendo en el día a día, con ilusión y emoción por lo que viene…”

Cuando visitéis el blog de Papá de 3, no dejéis de leer mi entrada favorita: En dos meses de papá he…

¡Felicidades por tu blog Papa de 3! ¡Te añadimos a nuestro Blogroll!

6 Mitos acerca de la lactancia materna con gemelos o mellizos

Cuando una futura multimadre le comunica a su entorno que tiene la intención de darle el pecho a sus hijos, el comentario suele suscitar reacciones diversas que pueden oscilar entre la sorpresa, la incredulidad, el escepticismo o directamente la incomprensión.

Si estás embarazada de gemelos o mellizos y tienes la intención de darles el pecho, hay una serie de mitos que sin duda tarde o temprano acabarás oyendo, tal y como me pasó a mí en su momento:

1. No tendrás suficiente leche para los dos. Esta creencia está bastante extendida pero lo cierto es que no tiene ningún fundamento científico. La mayor o menor producción de leche depende de la demanda, por lo tanto, si la demanda es doble la producción será doble también.  Ofrécele a tus bebés el pecho cada vez que creas que lo necesitan, sin imponerles limitaciones ni horarios, y ya verás como produces leche más que suficiente para los dos.

2. No podrás darle el pecho a los dos a la vez. ¿Cómo que no? ¿Acaso no tienes dos pechos? Lo que si que es prácticamente imposible es dar dos biberones a la vez, y créeme, mi marido lo ha intentado de todas las formas posibles.

Amamantarles a la vez no sólo es posible, sino que de hecho es bastante aconsejable que las tomas no se hagan demasiado pesadas, sobre todo al principio que pasarán mucho tiempo tomando pecho. En este folleto de la Asociación Lactaria puedes ver varias posturas, y yo personalmente te recomiendo que te hagas con un cojín de lactancia bien grande y cómodo como el de la foto. El cojín te permitirá reposar los brazos y la espalda durante las tomas, y podrás colocarte a los dos bebés tu sola sin dificultad.

lactancia gemelos o mellizos

3. Una vez que hayan probado un biberón, ya no querrán tomar pecho. Una gran parte de los bebés nacidos en partos múltiples suelen acabar en la incubadora, ya sea por prematuridad o por bajo peso. Y normalmente, lo primero que harán al ingresarlos será prepararles un buen biberón. Si este es tu caso no te preocupes y confía en el instinto de tu bebé. Te lo dice una multimamá que tuvo a su peque seis semanas ingresada en Neonatología.

Al principio requerirá un poco de paciencia, y posiblemente tengas que empezar por una lactancia mixta, pero en cuanto esté bien instaurada la lactancia materna podrás ir retirando progresivamente las tomas de biberón. En este caso es recomendable que los suplementos que les ofrezcas sean de tu propia leche para asegurarte de que tu producción no disminuye, e incluso puedes probar a utilizar un relactador como este para que el bebé estimule tu pecho mientras toma el suplemento.

 4. Dar el pecho te resultará más complicado que alimentarles con biberón. La leche materna es un alimento instantáneo, que no requiere preparación alguna y calma al bebé al instante. Alimentarles con lactancia artificial implica preparar unos 16 biberones al día. Además, mientras preparas el biberón para el bebé hambriento, este no dejará de llorar y acabará despertando al otro bebé. Imagínate el follón que esto supone en el caso de las tomas nocturnas.

Y eso por no hablar de la logística necesaria para dar un paseo por la calle. Por si fuera poco trabajo vestir a dos bebés, meterlos en su silla y preparar el bolso, además tendrás que preparar al menos cuatro biberones recién esterilizados (uno por cada bebé y dos de emergencia por si se cae alguno), un termo con agua caliente y un portapolvos con cuatro raciones preparadas. Y si decides cambiar de planes y dar un paseo más largo del que tenías previsto inicialmente, siempre dependerás de llevar encima biberones y leche en polvo suficiente.

5. No vas a poder descansar nunca. ¿De verdad crees que vas a descansar mejor teniendo que ir hasta la cocina cada tres horas para preparar dos biberones mientras tus peques lloran desconsolados? Y eso por no hablar de lo que tardan algunos bebés en tomarse un biberón. Por ejemplo mi hija era perfectamente capaz de tirarse más de 20 minutos para acabárselo. Al final se te acaba juntando una toma con otra.  ¿No es mucho más cómodo darles el pecho sin tener que moverte de la cama, y aprovechar para dormir mientras comen?

 En mi caso, les tengo durmiendo en una cuna al lado de mi cama y he aprendido a darles el pecho cómodamente tumbada, así que cuando se despiertan me los paso a la cama y luego les vuelvo a dejar en la cuna otra vez. Con el tiempo me he acostumbrado a poner el piloto automático por las noches y apenas me entero de sus tomas nocturnas.

 Claro que siempre habrá alguien que te diga que lo malo de la lactancia materna es que nadie más podrá ayudarte a darles de comer y siempre tendrás que estar ahí para alimentarles. Esto tampoco es cierto ya que con un buen sacaleches eléctrico no tardarás más de 15 minutos en extraerte leche para que pueda alimentarles otra persona mientras tú descansas o das un paseo.

 6. Te vas a poner enferma. Si, esto también me lo han dicho. Supongo que piensan que corro el riesgo de deshidratarme o algo así. Es cierto que amamantar a dos peques da mucha sed, pero no es menos cierto que la lactancia comporta innumerables beneficios para la salud de la madre y nadie hasta ahora ha podido demostrar que esto no sea así en el caso de gemelos. Yo doy fe de que gozo de una salud fantástica, y además la lactancia me vino estupendamente para perder esos 23 kilazos que cogí durante el embarazo.

 La salud de tu cuenta corriente también se verá beneficiada ya que un bote de leche cuesta unos 25 € y no te durará más de cuatro días.

Y recuerda…el mayor enemigo de la lactancia materna es la desinformación y la incomprensión del entorno, y el mayor aliado es la constancia. Así que si has decidido darle el pecho a tus multipeques, no dejes que nadie te desanime.

Puedes consultar aquí otras experiencias de lactancia materna con múltiples. También puedes consultar este folleto informativo de la Asociación Lactaria de apoyo a la lactancia materna.

Entradas relacionadas:

¿Sabías que…? La raza y los múltiples

Curiosamente, la tasa de embarazos de gemelos permanece constante en todo el mundo (alrededor de un 0,30% de los nacidos vivos). Sin embargo, en el caso de los mellizos hay variaciones según los distintos países, lo que sugiere una cierta influencia de la raza de los padres a la hora de predisponer a una pareja para un embarazo múltiple (además de otros factores).

En este sentido, podemos afirmar que:

  • Las mujeres afroamericanas son más propensas a tener mellizos que cualquier otra raza. De hecho, la mayor tasa de embarazos de mellizos la presenta Nigeria, con un 5% aproximadamente.
  • Los embarazos de mellizos son más frecuentes en las mujeres descendientes de afroamericanos, de blancos del norte de Europa (raza caucásica) y de los nacidos en el oriente de la india. Concretamente, en el caso de Europa, la frecuencia disminuye de norte a sur (exceptuando a Rumanía).
  • Los embarazos de mellizos son muy poco frecuentes en otros grupo de población asiáticos, así como en mujeres de origen hispano o americanas nativas. La menor tasa de embarazos de mellizos la encontramos en Iroshima y Nagasaki.
  • Las mujeres de origen caucásico, sobre todo si tienen más de 35 años, tienen la mayor tasa de embarazos múltiples de más de dos fetos (trillizos o más).

Por tanto, podemos afirmar que los embarazos de mellizos se dan en un 1,34% de la raza negra, un 1,07% de la raza blanca y un 0,33% de la raza amarilla.

gemelas asiaticas

Dado que el embarazo de mellizos implica una doble ovulación por parte de la madre (hiperovulación), algunas teorías apuntan a diferencias hormonales en las mujeres  como una de las causas.

Entradas relacionadas:

¿Gemelos o mellizos? Diferencias

No sabría decir cuantos millones de veces me han preguntado si mis peques son gemelos o mellizos. De hecho, cuando hablo con mis amigos algunos me preguntan qué tal están los mellizos, mientras que otros insisten en preguntarme por mis gemelos. Si te acaban de confirmar que estás esperando dos bebés, seguro que estás interesada en conocer la diferencia.

Aunque la terminología médica habla indistintamente de embarazo gemelar, y eso es lo que pondrá en todos tus informes médicos, los gemelos y los mellizos no son lo mismo. Es más, es una información muy importante a la hora de determinar los posibles riesgos del embarazo, ya que la gestación de gemelos puede dar lugar a un número mayor de complicaciones, como el síndrome de transfusión feto fetal (STFF), por ejemplo.

Los gemelos -también llamados gemelos idénticos, monocigóticos o univitelinos- tienen el origen en un mismo óvulo y un mismo espermatozoide que se divide después de la fecundación, dando lugar a una gestación de dos fetos. Es por ello que comparten su carga genética, son comportamiento del óvulo en caso de gemelos y mellizosdel mismo sexo, y también comparten la circulación sanguínea por lo que siempre serán del mismo grupo sanguíneo.

En cambio los mellizos, -también llamados gemelos fraternos, bivitelinos o dicigóticos-, son el resultado de la fecundación de dos óvulos distintos, por dos espermatozoides distintos. Para ello es necesario que la mujer haya ovulado dos veces en el mismo ciclo (hiperovulación), y los óvulos pueden proceder del mismo ovario o uno de cada uno. Los fetos tendrán dos placentas (embarazo bicorial) y dos bolsas separadas (embarazo biamniótico), sólo compartirán la mitad del material genético, y la circulación sanguínea no será la misma. Mi ginecóloga lo definía como dos embarazos distintos que tienen lugar simultáneamente en el mismo espacio y tiempo.

Además, los mellizos pueden ser de diferente sexo (como los míos) y pueden parecerse mucho, poco o nada. Vamos que son como dos hermanos normales, sólo que han nacido el mismo día. Incluso podemos encontrar casos en los que tengan padres distintos, o que los mellizos no sean de la misma raza a pesar de tener los mismos padres, como le pasó a Kerry Richardson, una mulata británica de origen nigeriano. Caprichos de la genética que pueden ocasionar un problema de pareja bastante serio…

A nivel estadístico, el 75% de los embarazos de dos fetos es un embarazo de mellizos, mientras que sólo 25% es un embarazo de gemelos idénticos.

Espero haberos aclarado las dudas, en todo caso, si queréis más información podéis consultar este artículo de la AEPAP (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria).

[Por cierto, el gráfico lo he sacado del “Manual básico de los gemelos”. Autoras: Lenny Duijvelaar y Anjo Geluk. Ed. Medici.]

Entradas relacionadas:

¿Cuántos múltiples nacen cada año en España?

Últimamente veo bastantes carritos gemelares, e incluso alguno de trillizos. No se si es que cada vez nacen más múltiples o si es que me fijo más en ellos desde que soy mamá de mellizos. Probablemente una mezcla de las dos cosas. En cualquier caso, esta mañana me he despertado curiosa y decidida a averiguar cuantos múltiples nacen al año en España.

Consultando los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) he descubierto que en el año 2010 se produjeron un total de 9.846 partos múltiples, de los cuales 9.653 fueron partos dobles, 193 fueron partos de trillizos y no se produjo ningún parto de cuatrillizos o más. Esto supone un 2,01% de partos dobles y un 0,04% de partos triples.

Partos multiples 2010

Gráfico de elaboración propia. Fuente: INE

Otra cuestión interesante es que España tiene el doble de embarazos múltiples que el resto de países de la Unión Europea. Una de las causas parecer ser el aumento de la edad media de las madres españolas, ya que las mujeres mayores de 30 años tienen más probabilidades de tener un parto múltiple. Sin embargo, la causa principal de este fenómeno parece estar estrechamente relacionada con los tratamientos de fertilidad.

Así, en la naturaleza sólo el 2% de los embarazos son múltiples, mientras que el 24% de los embarazos logrados mediante reproducción asistida son embarazos múltiples. Además, España es el tercer país europeo con un mayor número de tratamientos de fertilidad, después de Francia y Alemania.

Según datos de la  SEF (Sociedad Española de Fertilidad), se calcula que en España se practican al año unos 80.000 tratamientos de reproducción asistida, y en el caso concreto de los tratamientos de fecundación invitro, la transferencia doble de embriones supuso en 2009 el 92,7% de las transferencias electivas. Esto significa que los pacientes suelen elegir en la mayoría de los casos transferirse dos o más embriones con el fin de aumentar las probabilidades de éxito.

Volviendo al tema de los partos múltiples, otra cosa que me ha llamado la atención es que entre 1996 y 2009 la cifra de partos dobles se multiplicó por más de dos, pasando de 4.433 a 9.965 partos.  En efecto, es posible apreciar una tendencia claramente ascendente que se ha agudizado durante la última década, tal y como podéis ver en este gráfico:

partos multiples españa

Gráfico de elaboración propia. Fuente: INE

Sin embargo, si nos fijamos en los embarazos triples la tendencia es a la inversa; en el año 2000 se produjeron 267 partos de trillizos, mientras que en el año 2005 descendió a 208 partos y en el año 2010 se produjeron sólo 193.

En el caso de los cuatrillizos, se observa esta misma tendencia, con una media de 3 partos al año. Sólo entre los años 1998 y 2002 se produjeron un total de 36 partos de cuatrillizos, mientras que entre el 2003 y el 2010 se produjeron sólo 14 partos.

Por lo que respecta a los quintillizos, parece ser que no se ha producido ningún caso en España desde el año 1993. Asimismo, el único caso documentado de sextillizos en España se produjo en 1996.

A la vista de estos datos, parece que mi percepción inicial era correcta y cada vez hay más gemelos y mellizos. Así que, una vez satisfecha mi curiosidad, tan sólo me queda desearle un muy feliz día del padre a todos los multipapás.

Más infomación:

Aquí empezó todo…

Yo nunca creí en la existencia de eso que llaman reloj biológico, y ni siquiera me gustaban mucho los niños. Hasta que un día se me despertó el instinto maternal de repente, como si hubiera cogido un virus. ¡Ya eran ganas de complicarme la vida con 27 años! Pero la naturaleza es muy tozuda y aunque durante semanas estuve convencida de que se me pasaría con el tiempo, finalmente tuve que rendirme ante la evidencia; estaba deseando ser mamá y más me valía hacer algo al respecto.

Ahí empezó un larga carrera de obstáculos que duró tres años. Durante todo ese tiempo mitigué la ansiedad devorando toda la información sobre maternidad y crianza que caía en mis manos. Me convertí en una experta en embarazo, lactancia, rabietas, sueño infantil, alimentación…

Finalmente nuestra paciencia se vio recompensada, ¡Y por partida doble! Después de un embarazo bastante difícil, que tuve que pasar en reposo casi desde el primer día, en agosto de 2011 por fin pude conocer a mis mellizos, niño y niña. Tan pequeñitos, prematuros, metidos en una incubadora llenos de aparatos, pero tan bonitos y sobre todo…¡Tan míos!

Aunque pude llevarme a mi hijo a casa cuando me dieron el alta, mi hija tuvo que estar ingresada en Cuidados Medios durante seis semanas más. Pero desde que llegó a casa ya no nos hemos vuelto a separar. Cuando finalizó mi baja maternal decidí pedirme una excedencia para poder dedicarles todo mi tiempo, ¡No quiero perderme nada! Cada día me despierto con dos caritas sonrientes a mi lado que me recuerdan que soy inmensa y doblemente afortunada, mientras afronto el mayor reto de mi vida; criarles con todo el amor, empatía y respeto que se merecen, respetando su ritmo y disfrutando de cada pequeño avance. ¡Qué difícil es estar a la altura de algo tan grande!

Y así es como empezó mi incursión en el fascinante mundo de la multimaternidad, camino en el que os invito a acompañarme a través de la lectura de este blog. Bienvenidos y gracias por visitar mi pequeño ciber rincón.

mellizos jugando a la pelota

Mis mellizos con 13 meses practicando sus aficiones favoritas; jugar con la pelota y mirarse los pies

Entradas relacionadas: