Aquí empezó todo…

Yo nunca creí en la existencia de eso que llaman reloj biológico, y ni siquiera me gustaban mucho los niños. Hasta que un día se me despertó el instinto maternal de repente, como si hubiera cogido un virus. ¡Ya eran ganas de complicarme la vida con 27 años! Pero la naturaleza es muy tozuda y aunque durante semanas estuve convencida de que se me pasaría con el tiempo, finalmente tuve que rendirme ante la evidencia; estaba deseando ser mamá y más me valía hacer algo al respecto.

Ahí empezó un larga carrera de obstáculos que duró tres años. Durante todo ese tiempo mitigué la ansiedad devorando toda la información sobre maternidad y crianza que caía en mis manos. Me convertí en una experta en embarazo, lactancia, rabietas, sueño infantil, alimentación…

Finalmente nuestra paciencia se vio recompensada, ¡Y por partida doble! Después de un embarazo bastante difícil, que tuve que pasar en reposo casi desde el primer día, en agosto de 2011 por fin pude conocer a mis mellizos, niño y niña. Tan pequeñitos, prematuros, metidos en una incubadora llenos de aparatos, pero tan bonitos y sobre todo…¡Tan míos!

Aunque pude llevarme a mi hijo a casa cuando me dieron el alta, mi hija tuvo que estar ingresada en Cuidados Medios durante seis semanas más. Pero desde que llegó a casa ya no nos hemos vuelto a separar. Cuando finalizó mi baja maternal decidí pedirme una excedencia para poder dedicarles todo mi tiempo, ¡No quiero perderme nada! Cada día me despierto con dos caritas sonrientes a mi lado que me recuerdan que soy inmensa y doblemente afortunada, mientras afronto el mayor reto de mi vida; criarles con todo el amor, empatía y respeto que se merecen, respetando su ritmo y disfrutando de cada pequeño avance. ¡Qué difícil es estar a la altura de algo tan grande!

Y así es como empezó mi incursión en el fascinante mundo de la multimaternidad, camino en el que os invito a acompañarme a través de la lectura de este blog. Bienvenidos y gracias por visitar mi pequeño ciber rincón.

mellizos jugando a la pelota

Mis mellizos con 13 meses practicando sus aficiones favoritas; jugar con la pelota y mirarse los pies

Entradas relacionadas:

2 pensamientos en “Aquí empezó todo…

  1. Pingback: La invasión twin: Amor al cuadrado, un post de Somos Múltiples

  2. Me gusta curiosear desde los principios de los blogs de las mamás que leo, pero paciencia, te iré conociendo poco a poco, que debo tener un agujero negro cerca de mí, que se está tragando todo mi tiempo. Pero ya decirte que me encanta esta entrada.
    6 semanas hasta poder tener a la peque en casa, que largo se os debió hacer…
    Besillos para todos

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s