Mi primer aniversario como (multi)madre

Recién aterrizada de vacaciones, el jueves pasado fue un día muy especial para mí ya que mis mellizos cumplieron su primer año. Parece un tópico eso de que crecen tan rápido que apenas te das cuenta, pero es completamente cierto. Hace ahora un año eran unos bebés diminutos cuya vida consistía básicamente en comer y dormir, y ahora son dos bebés inquietos que no paran de jugar, se ponen de pie, trepan para subirse a los muebles y ya amenazan con dar sus primeros pasos.

tartas primer cumpleaños gemelos mellizos

Han pasado tantísimas cosas en estos 365 días que incluso me cuesta recordar con nitidez algunos momentos. Si tuviera que definir en una sola palabra mi primer año como madre diría que ha sido intenso, o más bien intensivo, ya que cuidar de dos bebés durante 24 horas al día es bastante agotador. Pero, por otro lado, creo que se me ha dado mejor de lo que yo esperaba teniendo en cuenta que mi experiencia previa en el cuidado de bebés era nula.

Uno de mis primeros y mejores recuerdos fue durante el parto, cuando pusieron a mi hijo sobre mí mientras sacaban a mi niña. Entonces, él alargó la mano y me cogió la nariz. No puedo describir con palabras la mezcla de emoción y ternura que sentí en aquellos momentos, de pronto sentí un enamoramiento tan intenso que me hizo llorar, y a la vez me sentí abrumada por la enorme responsabilidad que se me venía encima. ¿Sabría cuidarlos bien? ¿Estaría a la altura? Y al final resultó que era cierto, que la maternidad es algo eminentemente instintivo, y la primera vez que cogí en brazos a mi pequeñísimo hijo de apenas dos kilos sentí que llevaba toda la vida haciéndolo.

Recuerdo también la primera vez que me dejaron ver a mi hija cuatro días después del parto. Con tan sólo un kilo de peso, metida en su incubadora y rodeada de tantos cables, en apariencia tan delicada pero sin embargo tan luchadora. Se la veía tan larga y tan delgadita pero con una cara preciosa, parecía una pequeña princesa atrapada en una urna de cristal. Le pedí a la enfermera que la sacara, la abracé y lloré durante un buen rato, lágrimas de pena por verla en esa situación, pero sobre todo de alegría y de alivio, ¡Estaba viva y estaba sana!

Tampoco puedo olvidar ese maravilloso 20 de septiembre cuando mi hija recibió al fin el alta y pude llevármela a casa con nosotros. Ese fue el día en que empezó realmente mi nueva vida como multimadre, y se acabó el tormento de tener mi corazón constantemente dividido en dos. La primera vez que ví a mis hijos dormir juntos en la misma cuna también fue un momento memorable, me lo había imaginado tantas veces que ni siquiera me parecía real.

mellizos gemelos durmiendo abrazados

Mis mellizos durmiendo la siesta abrazados hace un par de semanas

Sin duda, esos fueron los momentos más especiales, aunque creo que este último año he sentido más emociones que durante el resto de mi vida. He reído viendo sus primeras trastadas, he llorado de impotencia cuando no podía calmar sus cólicos, me he sorprendido con la aparición de sus primeros dientes, me he agobiado tratando de conciliar el cuidado de mi hijo con las visitas diarias al hospital para ver a su hermana, me he emocionado con cada gesto de complicidad que se hacen el uno al otro, he sentido frustración por todos los obstáculos que he tenido que superar para establecer la lactancia (y he sentido el orgullo de haberlos superado todos), he padecido el agotamiento de tantas noches sin dormir, he gozado de la felicidad de despertarme abrazada a mis dos pequeñines, he sentido el miedo y la incertidumbre por el estado de salud de mi hija y la pena de tener que dejarla ingresada en el hospital mientras los demás nos íbamos a casa.

Por tanto, ha sido un año agridulce pero sin duda el balance es claramente positivo, y las pocas cosas malas que han ocurrido quedarán enterradas para siempre en el fondo de mi memoria como algo anecdótico. Nunca me alegraré suficiente de haber solicitado una excedencia para cuidar de mis hijos, a pesar de que sin duda tendrá consecuencias negativas sobre mi carrera profesional. Todo este tiempo que hemos compartido no tiene precio y a pesar de que al principio temía agobiarme por estar todo el día en casa sola con los niños, al final todo ha sido mucho más fácil de lo que yo pensaba. Ahora mismo ni siquiera imagino el momento de separarme de ellos.

Durante este año he aprendido muchísimo acerca del cuidado del bebé, he conocido todo tipo de artículos de puericultura que ni siquiera imaginaba que existieran y he contactado con otras madres a través de internet para intercambiar experiencias. Y, sobre todo, he aprendido muchísimo sobre mi misma, conociendo habilidades que no sabía que tenía, y también otros defectos que me gustaría no tener. Me gustaría ser una madre perfecta pero por desgracia tan solo soy una madre humana más. Pero prometo intentar hacerlo mejor cada día, ya que mi nueva carrera como madre no ha hecho más que empezar. Gracias G. y C. porque vuestro amor me hace mejor persona.

Entradas relacionadas:

7 pensamientos en “Mi primer aniversario como (multi)madre

  1. Muchas felicidades para ti y tus pequeños. Me vi reflejada en cada palabra que escribes….. Mis pequeñitas cumplen 1 año el
    Próximo mes y al igual que tu me es inevitable hacer un recuento y apreciar todo lo maravilloso que ha sido su llegada a mi vida. Te mando un abrazo con cariño, con solidaridad y empatía. Por que tengan muchos mas años como este, llenos de sorpresas y felicidad. Saludos mexicanos!!!

  2. comparto todas tus emociones, es inevitable sentirnos divididas muchas veces…. yo lo he comenzado a sentir nuevamente ahora q tienen 2 años, pero asi mismo el amor q recibo es triple!!!… nada lo paga…
    felitaciones por tu primer aniversario de mamá multiple y q lindo q tengas el tiempo para estar con ellos 24hrs al dia….

  3. ¡Felicidades! Enhorabuena x este primer año. La verdad es q m ha emocionado muchísimo. No puedo siquiera imaginarme la sensación q explicas d tener el corazón dividido. El estar contenta y triste al mismo tiempo. M alegro d q estén tan bien. Mucho ánimo y a seguir!!!!!!

  4. Cada vez que te leo termino llorando porque me recuerda tanto a mi experiencia que me invaden miles de recuerdos, nunca entenderé como pudieron hacerte algo tan tan duro como es separarte de tu hija durante sus primeros 4 días, es muy triste, no quiero ni imaginarme como lo pasaste contando cada minuto, cada segundo…
    Por otro lado quiero felicitarte y felicitar a tus mellis no solo por el aniversario, tambien porque tienen una madre maravillosa que ha luchado con todas sus fuerzas por sacarlos adelante y lo ha conseguido ¡Felicidades!

  5. Cuanta razón… felicidades por ese año! Mis mellizos tienen 10meses y medio y se llevan.22 meses con.la mayor. he llorado al leerte… q recuerdos… yo estuve el 1r dia sola en la habitacion y ellos en la incubadora. fue duro. muy duro. al.siguiente.dia me ttajeron al niño… y a la niñña fui a verla por la tarde. marche a casa solo con el niño… q separacion mas dura… y fue 1 semana mas tarde q estabanos todos en casa. a todo esto… la
    mayor en casa de los yayos… uffff! Y por.
    degracia, al mes de nacer… ingresaron en la uci con bronquiolotis. el 15 dias, ella 1 mes y casi no lo explica… cob paradas…

  6. Ohhh pero que bonito… y que bien resumido.. aunque pongo la mano en el fuego que te faltan mil cosas por explicar.
    Mis mellizos pasaron 15 dias en neonatos.. ambos, y a ambos les dieron el alta a la vez. Volver a casa destrozada del parto y la cesaria y dejando a tus hijos en el hospital.. fué una experiencia horrible.. lloré todo el trayecto, porque además vivo a 1 hora de camino. No sabría explicar el sentimiento extraño que sentí al abrir la puerta de casa.. era un vacío enorme.
    Pero tras mucho esfuerzo, mi recuperación a marchas forzadas, mucha lactancia, amor incondicional… por fin estaban en casa conmigo!
    Al mes tambien (como dice Sil) fueron ambos ingresados por bronquiolitis.. buff nadie sabe bien lo mal que lo llegue a pasar, que duro. Pasamos Reyes en la habitacion del hospital… que ademas como me ingresaron a los dos.. nos podiamos quedar dos acompañantes.. asi que ocupamos la habitacion entera, Yo, mi marido y los dos peques.
    Mañana cumplen 10 meses. Estoy viviendo una experiencia increible. 24 horas (noches incluidas) de constante cariño (mutuo).
    Tengo la ayuda de mi marido.. y la ayuda puntual o los favores puntuales de quienes me rodean. Pero el día a día es duro.. apasionante.. y merecedor de un diploma!
    Enhorabuena a todas!! Porque realmente… y creeroslo.. somos unas super mamas! Con todos nuestros defectos incluidos!

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s