¿Las multimadres somos super madres?

Hace unos días leí un post en el blog Mummy from the heart (@michelletwinmum) que habla acerca de cómo las multimadres somos en ocasiones consideradas en nuestro entorno como super heroínas, y el post me gustó tanto que no he podido resistirme a traducirlo.

La autora del post es madre de 4 hijos, dos de ellos gemelas y escribe en el blog Double Troubled (@trouble_doubled).

“Desde que tuve a las gemelas he notado una tendencia creciente a pedirme consejos de crianza por parte de la gente que me rodea, así como gente que me dice que debo de ser una Superwoman disfrazada. Esto se me hace un poco extraño. Nunca antes había sido considerada como un oráculo de la maternidad o una superheroína. ¿A qué se debe este cambio? Creo que se debe al hecho de tener gemelas, además de otros dos niños, y por ello la gente piensa -acertada o equivocadamente- que de repente me he convertido en la madre a la que todos deben pedir consejo en el parque.

No puedo ser la única madre de gemelos que opina que esta situación es un poco fraudulenta. Sí, las madres de múltiples tendemos a juntarnos entre nosotras y hablar de cosas que las mamás de un solo niño no podrían comprender. Aunque puede haber algo de verdad en esto, definitivamente me guardo de decir cosas como que desde que tengo gemelos puedo lidiar con cualquier cosa, porque no es cierto.

Desde fuera, las madres de múltiples parecemos un grupo aterrador. En internet hemos sido acusadas de considerarnos superiores a otros padres. Una vez más, esto no es cierto. Lo que sí que es verdad es que nuestras capacidades paternales se han visto puestas a prueba un poco más duramente que en el caso de otros padres, y todavía no hemos perdido la sonrisa. Ello origina un incremento de nuestra confianza en nosotros mismos, y un entendimiento mejor de nuestras limitaciones. Esto puede hacer que seamos percibidos en apariencia como muy seguros de nosotros mismos, algo que puede resultar atractivo para aquellos faltos de seguridad en algún aspecto de su paternidad. Puede. No soy psicóloga.supermadre de gemelos mellizos trillizos

Como multimadre, me siento intimidada por otras madres de múltiples. Sí, he llevado a cabo un embarazo doble a término con dos bebés de más de tres kilos, lo que sin duda requiere una cierta resistencia física, si no mental. Pero no he pasado por muchos de los problemas que otras multimadres han tenido que afrontar, ni mis bebés han nacido de forma prematura. En mi grupo de multimadres, hay mujeres que han tenido gemelos después de pasar por tratamientos de fertilidad durante años, y una madre cuyos bebés nacieron tan prematuros que fueron desahuciados por los médicos. Ahora están gateando felices pero, créeme, ¡No hagas enfadar a esa madre! Una amiga mía llevo a término un embarazo de gemelos sabiendo que uno de ellos moriría poco después de nacer. Continuó con el embarazo para salvar al otro gemelo sano. No entiendo como lo superó, y afortunadamente jamás tendré que comprenderlo.

Y no hay que olvidar a esos padres múltiples. Puede que mi marido no haya llevado a los bebes en su vientre ni haya dado a luz, ni haya tenido que pelear en medio de la noche para establecer una lactancia doble, pero ha cambiado numerosos pañales, ha empujado ese carrito doble hasta el colegio y de vuelta a casa para que yo pueda recuperar un poco de sueño, y se ha involucrado profundamente en cualquier otra tarea que haya tenido que acometer. Él es tan super héroe como podría serlo yo y sin embargo nadie le pregunta acerca de sus habilidades paternales y su sabiduría.

A pesar de nuestra fortaleza y coraje como padres, las madres y padres múltiples no somos especiales. No tenemos visión de Rayos X ni brazos elásticos (aunque en ocasiones ayudaría) más que cualquier otro padre. Simplemente, somos seres humanos que hemos tenido que afrontar un reto paternal un poco especial, algo que le podría pasar a cualquier, incluso a Superwoman.”

Entradas relacionadas:

El Multiblog de Marzo: El Blog de Papá de 3

Imagen de cabecera del blog de papa de 3

Inauguramos una nueva sección en el blog; el multiblog del mes. Cada mes elegiré un blog que me haya parecido especialmente interesante y lo compartiré con vosotros para darlo a conocer.

Este mes he escogido el blog de Papá de 3, un blog muy entretenido que habla sobre “las impericias y vicisitudes de un papá novato bendecido por la naturaleza con trillizos”. La historia comienza en noviembre de 2010, cuando el autor descubre que no está esperando dos bebés como él creía, sino tres, y a lo largo del blog nos va describiendo el intenso día a día de una familia con trillizos recién nacidos.

Estas son las razones por las que me ha encantado este blog:

  • Porque es un blog escrito por un multipapá, y me ha encantado poder conocer el punto de vista masculino.
  • Por su sentido del humor:

“Recientemente en un cumpleaños había un grupo de chicas jóvenes, nos vieron durante dos o tres horas en las que no tuvimos ni 5 minutos de pausa, supongo que esa tarde debe haber sido para ellas el mejor anticonceptivo de sus vidas, la que se estuviera arriesgando un poco seguro tomó medidas al día siguiente!.”

  • Por su sabiduría:

“La paternidad creo que es y será una eterna duda, una constante improvisación, una continua toma de decisiones con los argumentos a la mano que siempre parecen pocos. (…) A un mes de papá puedo decir que cambian las prioridades de tal forma que te conviertes en algo mucho menos relevante, que lo mismo que ya venías haciendo en tu vida ahora lo haces pero por otras razones y que no importa el cansancio o trasnocho siempre encuentras la fuente de inspiración y energía para seguir adelante.”

  • Por su forma de ver la paternidad:

“Para mí un padre, un papá, debe ser responsable con sus hijos de forma integral. Un buen padre es quien es responsable, un mal padre aquel irresponsable. Lo lamentable es escuchar que cuando un padre es responsable entonces no es un padre sino una madre. Esta sutileza del lenguaje es a la vez creadora del problema de la paternidad irresponsable, los hombres jóvenes escuchan eso y pueden entender que están cómodos y que está permitido ser irresponsable porque en realidad eso es lo que las papás hacen.”

  • Por la ternura que desprenden las palabras que le dedica a sus hijos:

“ He calmado a un bebé que llora desconsoladamente con sólo abrazarlo (…) He sentido que una simple mirada de un hijo te intimide y paralice (…) He llorado después de ver a un hijo llorar sin pausa durante 20 minutos en una incubadora y tener que dejarlo hasta el día siguiente (…) He temido al poner a los hijos en los brazos de un extraño.”

  • Y por el amor con el que habla de su mujer, ¡Mamá de 3 es una mujer muy afortunada!

“voy a hablar de una Súper Mujer… una que ha sido capaz de cargar desde el mes 5 de embarazo con una barriga equivalente a una de 8 o 9 meses de un solo bebe, una que ha ido mes tras mes renunciando a múltiples aspectos de su vida sin cuestionarlo, una que ha estado convencida que este proceso sería muy duro y lo ha asumido como tal con naturalidad, una que se ha mantenido razonable, agradable, calmada y cariñosa, una que es una gran mamá desde antes del nacimiento de sus hijos. (…) Si, hay que ser una súper mujer no sólo para poder con todo eso sino también para hacerlo sonriendo en el día a día, con ilusión y emoción por lo que viene…”

Cuando visitéis el blog de Papá de 3, no dejéis de leer mi entrada favorita: En dos meses de papá he…

¡Felicidades por tu blog Papa de 3! ¡Te añadimos a nuestro Blogroll!